Galletas de mantequilla, un clásico mejorado.

Hey que pasa, ya pensábais que os había abandonado para siempre. Os cuento, hace un mes publiqué mi tarta de queso, la semana siguiente a esa se suponía que publicaría esto. Como me tuve que ir a Madrid en coche, no pude publicar esta receta. Os cuento algunas novedades del blog: Ahora tengo un certificado de seguridad, en vez de http:// utilizo https:// lo cual muestra que este sitio no es phising ni nada por el estilo. Tambien instalé un plugin que me permite hacer una especie de ficha de la receta. Indica lo que tardas, vuestras opiniones (de 1 a 5 estrellas) y una foto extra de la receta en cuestión. Hoy vamos a cocinar unas galletas danesas de las de toda la vida. ¿Sabes esa caja de lata de galletas que ves siempre en el super y que a veces se te antoja comprar? Esas galletas las puedes hacer tu mismo/a en casa. ¿Te apuntas?

Necesitarás

– 300 gramos de mantequilla
– 2 huevos grandes
– 350 gramos de harina de repostería
– 250 gramos de azúcar
– Un poco de canela en polvo
– Una pizca de sal

Vas a necesitar

En primer lugar te recomiendo que tengas todos los ingredientes pesados para que no se te olvide nada y no perder tiempo pesando todo justo antes de echarlo. Antes de nada, saca la mantequilla y derrítela. Vamos a cascar los huevos y batirlos bien en un bol grande con varillas o una batidora. Luego añadiremos la mantequilla y el azúcar, seguimos removiendo hasta que quede una masa homogénea.

Tamizamos la harina y luego la añadimos a nuestra masa. UN CONSEJO: Añade la harina poco a poco: primero la mitad, remueves y luego la otra midad. Así no pierdes el tiempo removiendo esa masa dura. Luego vamos a añadir la canela (si te gusta echale más y si no menos). Al final nos tiene que quedar una masa pegajosa y homogénea. Ahora toca amasar a mano y hacer una especie de paquetito y en un papel film (mejor encima de un plato si vuestra nevera tiene rejilla) dejarlas reposar durante una hora. Ahora, si te aburres escucha esta música y si no, lee mi blog.

Despues de la espera de 1 hora, hay que precalentar el horno a 180ºC y sacar la masa del horno. Ahora, con un rodillo debemos estirar la masa hasta dejarla de unos 5-7 milímetros para que ni nos queden crudas por dentro (demasiado gruesas) ni estén demasiado hechas (demasiado finas). Como sabemos, las galletas de mantequilla danesas son crujientes y algo gruesas. Con unos moldes vamos a ir cortándolas y poniéndolas en el papel de horno. Las horneamos durante 15 o 20 minutos y luego las ponemos en un plato. Las dejamos enfriar un poco mientras nos preparamos un café o un chocolate caliente en invierno.

Conclusión de las galletas de mantequilla danesas

Las galletas de mantequilla siguen estando tan ricas como antes, ¡pero a mi manera! Si a tí te pasó lo mismo de hacerlas el sábado por la tarde y que el lunes te las acabases, comenta. Solo pido una cosa a cambio de estas 500 palabras de receta que has leído: Darle un +1 en google+ (si, me encanta esta red social), un share en facebook y comentar aquí debajo que te han parecido. Un saludo.

Ficha técnica
Nombre de la receta
Galletas de mantequilla
Publicadas
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
Nota
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 opiniones en “Galletas de mantequilla, un clásico mejorado.”

  1. Haleluya!!! Ya íba siendo hora de que publicases algo. Para la próxima vez, deja alguna receta programada ya que sino, fastidias un poco.
    Ah, me gusta la imágen de la cabecera 🙂

Comentarios cerrados.